Espejito, espejito… Trágico

El mundo está cambiando, evolucionando en todos los aspectos. Llevo días pensando en las relaciones entre personas. ¡Que tema tan complicado!

Me encuentro con varios choques culturales. Las nuevas generaciones, que vienen pisando fuerte, las que abrazan el poliamor, las relaciones abiertas, sentirse de un género u otro diferente, aquellas relaciones en las que si te dan una complicación pasa a la siguiente… Y no solo en cuestiones amorosas no… Relaciones en general, de amistad, amor, familiares… Por otro lado nos encontramos las convencionales, las de intenta encontrar una pareja estable, da igual como te sientas pero serás del género que has nacido, si una relación con una persona es complicada aguantas de brazos cruzados y de morros como un niño chico unos días y santas pascuas…

Quizá es que siempre he pensado diferente, en tonos grises o que puede haber un punto intermedio. Siéntete como quieras, haz lo que quieras sin hacer daño al prójimo (esto quizá es muy bíblico) y siempre se sincero. Pero… Las relaciones hay que cuidarlas, ahí viene mi eterno dilema, si ya tienes una relación de amistad establecida, preguntar cómo estás, nos vemos para tomar algo, cuéntame qué te pasa… Son pequeños detalles que a una persona le hacen sentir valorada.

En el caso del amor, es un poco más de lo mismo, hay que trabajar una relación día a día, si cae en el olvido trabajar esa relación puede dañarse. ¿Se puede reparar? Las nuevas generaciones te dirán que para que vas a complicarte la vida, busca otra persona y no le des más vueltas. Las convencionales te dirán que aguantes porque en eso consistenten los matrimonios o parejas duraderas.

¿Es posible que se puedan adaptar ambos aspectos? Decicate tiempo a ti mismo, a conocerte, saber que quieres en esta vida sin llegar al ombliguismo (este concepto lo he leído en un post y me ha encantado, las personas PAS personas altamente sensibles que parece que todo gira en torno a ellas) pero dedicando también un tiempo a la otra persona que tienes delante. Es complicado llegar a este punto porque uno de los dos lados va a tener tendencia a querer demandar más cosas a la hora de arreglar una relación. Las nuevas generaciones solo con leer esto ya les dará toda la pereza… Las generaciones convencionales te dirán que vayas a un extremo, o que cedas, o que demandes todos los requisitos que quieres en tu vida y ceda la otra persona.

Es verdad que para estar bien con alguien tienes que estar bien contigo mismo… otro gran mal de esta evolución. Pocas personas admiten que tienen un problema y muchísimo menos acudir a un psicólogo. “Que barbaridad… Yo no creo en eso, es un sacadinero, mejor vamos de cervezas con amigos que sus consejos van arreglarme la vida” Consejos traigo que para mí no tengo, querido amigo.

¿Se puede llegar a un punto intermedio en una relación de amistad o amor? ¿ Es necesario saber estar solo para poder estar con otra persona? ¿Puedes mantener varias relaciones equilibradas a la vez? Cuéntame qué piensas.

Mírate bien antes de exigir

1 comentario

  1. Brillantes interrogantes, propios de nuestra sociedad en donde existe ” demasiado individualismo y sálvese quien pueda”. El razonamiento que haces es acertado, en cuanto a que el arte del silencio nos permite la autoreflexion la que nos dará las herramientas para lograr esa empatía necesaria para nuestras relaciones personales,. Eso si; evitando la gente tóxica , que lamentablemente por la actualidad en que vivimos, es más que numerosa. Un cálido saludo.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s